viernes, 26 de diciembre de 2014

¿Lo juras?

¿De verdad tu amor es eterno? ¿Veremos el amanecer desde tu ventana?  ¿Reiremos cada noche con una sola sabana cubriendo nuestros cuerpos?  ¿Porque lo juraste entonces? Quizás, aquellas palabras que me decías para ti solo fuesen sonidos que pronuncian tus labios, pero para mi fue más que eso. Fueron las columnas que sujetaba mi vida,  el sol tras el caer de la luna. No fueron tus palabras las que me hicieron soñar, si no tu mirada, aquella mirada que me dedicabas mientras cogías mi mano. Esa sonrisa que esbozadas tras la cena. Ese todo. Ese nada. Mi vida y mi muerte. Esa fue ella. ¿Y a ti,  alguna vez te juraron amor eterno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario