lunes, 16 de marzo de 2015

Adicción

Es extraño pensar en ello, al principio me costó hacerlo , pero veía que muchos lo hacían. Incluso no entendía el porque hacerlo, al fin y al cabo, dudaba de que sirviese de algo. Empecé ha hacerlo para ser uno más, uno como ellos, tal fue la experiencia, que a partir de entonces no pude dejar de querer hacerlo siempre. Nunca había probado droga igual, ninguna daba esta sensación de ser importante, ser alguien, y lo mas importante, tener a alguien a tu lado. La primera vez fue como subir al cielo, dormir sobre las nubes y burlarse de los pájaros por volar tan bajos, sentía que era el rey del mundo. No quería parar de probarlo, cada vez lo necesitaba más, y cada vez era mejor que la anterior. No me daba vergüenza nada y estaba ajeno del mundo cuando lo hacía. A veces incluso los robaba, porque esos aun sabían mejor. Por cierto, se me olvidó decir que mi droga, son tus besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario