martes, 28 de julio de 2015

Angel o demonio

Basta un par de segundos para cambiar de parecer, ángeles que brillan a mi izquierda mientras demonios dominan mi derecha. Cuando mi ángel habla, el mundo toma un color que brilla mucho más allá de la oscuridad, cada sonido de la naturaleza es como una suave melodía que no deja de sonar en mi cabeza. El sol brilla con más intensidad y no hay problema en el mundo que pueda preocuparme. No me importa nada, ni siquiera yo, cuando mis ángeles hablan, el mundo es mi sueño.
Pero los demonios que me dominan son más poderosos. Manipulan cada célula de mi cerebro hasta tal punto que son capaces de hipnotizarme, incluso me hacen creer en la revolución. Hacen que me entren ganas de levantarme y luchar por un mundo en igualdad, donde cada peón de este ajedrez se revelen contra el rey. Mis dominios dominan el mundo de mi ser.
Más allá de mis creencias, mis demonios mandan, mis ángeles callan y yo simplemente otorgo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario