martes, 28 de julio de 2015

Angel o demonio

Basta un par de segundos para cambiar de parecer, ángeles que brillan a mi izquierda mientras demonios dominan mi derecha. Cuando mi ángel habla, el mundo toma un color que brilla mucho más allá de la oscuridad, cada sonido de la naturaleza es como una suave melodía que no deja de sonar en mi cabeza. El sol brilla con más intensidad y no hay problema en el mundo que pueda preocuparme. No me importa nada, ni siquiera yo, cuando mis ángeles hablan, el mundo es mi sueño.
Pero los demonios que me dominan son más poderosos. Manipulan cada célula de mi cerebro hasta tal punto que son capaces de hipnotizarme, incluso me hacen creer en la revolución. Hacen que me entren ganas de levantarme y luchar por un mundo en igualdad, donde cada peón de este ajedrez se revelen contra el rey. Mis dominios dominan el mundo de mi ser.
Más allá de mis creencias, mis demonios mandan, mis ángeles callan y yo simplemente otorgo. 

jueves, 23 de julio de 2015

Azul cielo

Fascinante ver el abrazo entre dos niños que se aman, que incluso sin saber que es amar, ellos expresan tal palabra con tal facilidad que parece increíble.
Todo el mundo ama sin saber por qué, se enamora sin entender, pero sus besos son los más cálidos. No importa la distancia, las horas frente al ordenador o el viaje en la autovía, pues ellos siguen empeñados en que se aman con toda su alma y que, esa persona que está más allá, será a la única que pueda amar. La falsa libertad que te ofrece esa persona es un sentimiento que no atiende a razones, no existen familiares ni amigos que puedan abrirte los ojos, no existe números ni kilómetros que puedan decir que no.
Las clases se convierten en horas pensando en como será el encuentro, cada frase del libro de lenguaje es solo un poema más para mandarle, las matemáticas son solo números, el arte se convierte en dibujar corazones con sus nombres dentro, en inglés, solo aprendes una frase, I love you, y religión, bueno, no es más que una contradicción.
Desean con toda su alma llegar a casa y plantarse frente al ordenador, pero un día llegan las preguntas, ¿me ama?, ¿que hará?, ¿porque tarda tanto en contestar?, preguntas y más preguntas cuyas respuestas no le convencen del todo.
A pesar de la distancia, a ambos le unen el mismo sentimiento, y, como no, los dos están bajo el mismo azul cielo.

miércoles, 22 de julio de 2015

Querida enemiga

Querida enemiga, dejame dar la vuelta al mundo para poder agarrarte por la espalda. Acariciar tu pelo con tanto cuidado como si de seda se tratara. Encontrar en tus ojos aquel tesoro que llamas amor, abrazarte tan fuerte que jamás podrías separarte de mi.
Inocente aquel que no te trata con cuidado, que no aprecia tu imagen de diosa desenfrenada, que no entiende la locura que presenta tu cuerpo, que desborda al verte caminar.
Bendita la locura siendo capaz de mantenerte cuerda, aunque a la vez me acabes volviendo loco a mi. Un ángel a cada hombro me dice que te deje marchar, que alguien espera al final del camino que debo caminar, prefiero seguir parado en esta estación de servicio, viendo como tomas aliento al repostar.


lunes, 20 de julio de 2015

Todo por vos (Parte dos)

Inacabable la intensidad del brillo de tus ojos que iluminan incluso a las estrellas desde mi barco. Las aguas de este mar bravío no son rivales para la fuerza de mi corazón. En el mapa que vos me entregasteis, cada vez que agarro uno de sus extremos para abrirlo, puedo sentir la esperanza que usted, reina y señora puso en ella. Todos intentan desafiar a este pequeño barco de guerra donde solo quedo yo, pero los dioses me dan la fuerza necesaria para continuar. Gracias a ese beso que me regalaste en el embarcadero con fe de que nos diese suerte. Por último señora, comunicarle que cada día de mi vida, tanto en tierra como en mar, pienso en usted. Como siempre, daría todo por vos.

jueves, 9 de julio de 2015

Apaga la luz

No se si está bien o mal, solo se que es lo correcto. Apaga las luces de mis recuerdos al salir, no te preocupes, yo me encargaré de romper todos y cada uno de los archivos que no se quemaron en la hoguera, empaparé las brasas para que las cenizas no quemen y yo también apagaré las luces de mis recuerdos. Ten mucho cuidado, pues justo al salir, podrás perderte en el laberinto del corazón, y podrías aparecer después de días, meses o tal vez años y ya sabes lo que podría pasar. No te preocupes, esperame en la salida y yo te guiaré hasta el sendero del olvido donde saldrás sin problemas. Pero igualmente ten cuidado, ningún olvido es eterno y yo ahí no podre hacer nada, solo esperar a que regreses para volver a guiarte a la salida, pero solo tu puedes no perderte para no regresar. No de si esta bien o mal, solo se que es lo correcto. No te preocupes por mis lágrimas y vete, son lágrimas de felicidad, porque se perfectamente, que acabarás perdiéndote y regresando.

sábado, 4 de julio de 2015

Desde el mar de tu corazón

13 de Enero de 1917
San Juan, Puerto Rico

Han pasado ya tres años desde que nos emprendimos en esta aventura en la búsqueda de nuevas tierras, parece que fue ayer cuando nos agarramos las manos y nuestros ojos lloraban mientas embarcaba. Hasta ahora los dioses han estado a nuestro favor, solo hemos perdido siete marineros cuyos cadáveres mantenemos en la bodega para que cuando atraquemos, podamos darles sus merecidas oraciones. No hace mucho que la cocinera dio a luz a su hijo, Daniel es su nombre, significa justicia de Dios. Nuestros hermanos Peruanos nos apoyan, incluso ya empiezan a soñar en como serán las nuevas tierras, imaginan un lugar donde todos vivamos en paz y los cultivos den grandes frutos, donde todos seamos uno. Las provisiones hace tiempo que se acabaron, pero no debes preocuparte, nos las apañamos bien. Sin más de despido, no sin antes, decir que te amo, querida esposa.

–Capitán, ¿me permite una pregunta?
–Hazla, pequeño Abrahan.
–Bueno, haber, hoy se cumplen 4 años desde la muerte de esposa, ¿ porque aún le escribe cartas? No les llegará, y desde luego no podrá leerlas.
–¿Sabes? Se que les llegan y también las lee.
–Pero, ¿como?
–Mas allá de este mar hay un mundo donde los muertos viven en paz, y observan desde su propio mar todo lo que hacemos.
–¿Algo así, como el mar del corazón?
–Exactamente, dime Abrahan, ¿quieres ser capitán?
–¿A que te refieres?
–Desde ahora, serás el capitán del Sofía.
–¿Y usted?
– Yo... Digamos que... Iré nadando hasta el mar del corazón.