miércoles, 17 de febrero de 2016

¿Justicia?

Cerrando los ojos, intento imaginar el futuro, imaginar aquella niña pequeña correteando por el parque, incluso oír su risa. Pensar tan fuertemente que soy capaz de verla a ella, su sonrisa, sus abrazos, su silueta.
Dicen que cada persona tiene integrado un reloj biológico, esperando a sonar justo en el momento de estar preparado sea cual sea su situación económica o sentimental. Pero, por desgracia, hay personas capaces de romper ese reloj a la vez que su coherencia.
Quizás, no tenga la suficiente imaginación como para creer que un padre o una madre sean capaces de asesinar a sus propios hijos a sangre fría. Madres que tiran a sus hijos a un contenedor de basura, padres que incluso son capaces de quemarlos, sin palabras al respecto. Desde violadores hasta asesinos, el mundo siempre ha albergado personas sin sentimientos ni nada parecido.
Sinceramente, me encantaría que a todos ellos les hubiesen hecho lo mismo en su día.
Pero, si hay algo a lo que mi imaginación es incapaz de llegar, es a que, según los derechos humanos, todos los cuidados de cualquier lugar del mundo somos iguales, sin embargo, aun no he visto a los asesinos de Siria en la cárcel, ni a la mayoría de cobardes terroristas que asustan al mundo tras un pasamontañas, incapaces de dar la cara.
Vergüenza me daría a mi predicar justicia cuando ni siquiera ellos saben que es, claro que, yo tampoco lo se pues nunca la he visto.
Llegados a este punto, me gustaría decir que, a pesar de lo que muchos pensamos, si realmente existiese la justicia, serian los políticos y asesinos los que se pudrirían en la cárcel, no personas utilizadas con el fin de transportar drogas por una necesidad económica, ¿justicia contra ellos?, también, pero en lugar de ir a por la mula, haced que cante y sea capaz de traer consigo todo lo demás, pero claro, una lucha encarnizada contra la droga haría de nuestros políticos unos hipócritas ya que ellos sacan una buena tajada del tabaco y el alcohol, que, por mucho que las tachen de drogas blandas, cabe recordad que también matan.
Sinceramente, solo creeré en la justicia, cuando tanto ladrones como asesinos vallan a la cárcel y verdaderamente cumplan su castigo, porque meter en la cárcel a una persona que roba para dar de comer a su familia, eso, al menos para mi, no es justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario