jueves, 11 de febrero de 2016

Saturación

Oscar Wilde: La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar que nada que valga la pena se puede enseñar.
Al hablar de educación, automáticamente pensamos en progreso. Intentamos aprender varios idiomas, memorizar toda la historia, saber resolver ecuaciones, informática y miles y miles de estupideces más.
Como todos sabemos, la educación es un derecho fundamental en la mayoría de países del mundo, un derecho contaminado. Digo contaminado porque es increíble como nos llenan la cabeza de cosas innecesarias, como nos enseñan personas que no saben ni de lo que hablan y aún mas importante, que ni siquiera les gusta su trabajo.
Es increíble como pasamos toda la juventud perdiendo el tiempo delante de libros y apuntes sin sentido.
¿Educación un derecho, o una obligación? ¿Cuánto costaron tus últimos libros? ¿Cómo un derecho que se supone tan importante puede ser tan caro? Para lo que a mi respecta, un derecho es algo que todas las personas tenemos que tener.
Según la RAE, un derecho es: Que, por ser inherentes a la dignidad humana y por resultar necesarios para el libre desarrollo de la personalidad, son normalmente recogidos por las constituciones modernas asignándoles un valor jurídico superior.        
Sinceramente, no se en que parte de la descripción de la palabra "derecho" pone que también tengan que sangrarnos todo el dinero que puedan y más.
¿Sabéis cual es el problema? Que lo permitimos. Y para colmo, recortes y más recortes. Gran forma de mejorar una educación podrida.
¿Quieres ser médico? Perfecto, saca más de un once de media. Me da igual que la historia no tenga nada que ver, tienes que sacarlo, si no lo haces pues repites y te jodes.
Hablan de educación cuando lo único que les importa a los profesores es ver el dinero a fin de mes, con más bajas que días tiene el año y sin apoyar a aquel que quiere estudiar.
Deberes y más deberes eso es lo único que hacen y a lo que ellos llaman "apoyar", significa tenernos anestesiados para que cuando acabemos la carrera con treinta años no sepamos absolutamente nada.
Es que haber profesores del mundo, no somos gilipollas; decir que educáis cuando lo que queréis es cobrar, es como hablar de amor cuando quieres follar.
¿ Queréis educaros? Coged a vuestros abuelos de la mano y pedidle que os cuente sus historias, salid a la calle a disfrutar del día a día haciendo amigos, caeros jugando al fútbol y arañaros la rodilla. Eso es educación.
Para lo que a mi respecta, un derecho que solo puedes usar si tienes dinero para llevarla a cabo, no es un derecho. El rico más listo y el pobre más tonto pero,¿quien es realmente el tonto? Al fin y al cabo, como dijo Oscar Wilde, nada que valga la pena se puede enseñar.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien! http://vickynblog.blogspot.com.es yo tengo algo parecido escrito

    ResponderEliminar