domingo, 6 de marzo de 2016

Gracias

Buscando entre escombros perdidos en alguna parte de mi ser, intentando encontrar cualquier cosa que aun me relacionase con la vida y a su vez, a la vida con mi alma.
Como aquel basurero que recorre las calles bajo la luz que algunas faroles le brindan, desenterrando cajas y cajas de recuerdos, toqué aquella caja que nunca debí de volver a tocar, pero gracias a eso, logré entender.
Para todo compositor o escritor, hablar de musas es como hablar sus propias vidas, en una lucha constante todos las buscan pero a pocos les aparece y yo, tan tonto fui, que seguí buscando sin saber que ya la tenía, pero simplemente no supe mirar.
Cuando creí estar acabado, cuando no llegaba esa inspiración que tanto ansiaba y buscaba, como un soplo de aire fresco encendiste ese interruptor que ni yo mismo se donde está y me hiciste comprender.
Siempre imaginé a las musas como diosas de mi propio olimpo, tan bellas como las canciones y tan inteligentes como las palabras, pero nunca caí en la cuenta de que cada vez que pensaba en la inspiración pasabas junto a mi.
Tal vez, sea porque tu propia importancia se vuelve en tu contra y te hace invisible, a la vez mi poca insistencia y pasotismo se unieron para que no te buscase demasiado bien y tu silencio no ayudaba. Pero como toda buena musa, tu insistencia superó mi pasotismo. Como un ángel caído del cielo dejando tras de sí textos olvidados, palabras equivocadas y con un halo de luz tan brillante como el mismo sol.
Por todo eso y más, gracias madre por ser mi inspiración de cada día, el recuerdo que nunca debí tocar pues nunca podré abrir la caja totalmente para destapar tus secretos ni tus noches en vela junto a mi cuna. Gracias por ser tan especial que incluso te vuelves invisible y, gracias por cada día.
Lo único que a mi me queda es pedir perdón por cada una de las noches que te hice despertar con mis llantos, por cada pelea para que me dieses dinero pero sobre todo, te pido perdón por no ser aquel hijo que realmente mereces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario