martes, 24 de enero de 2017

Capitana de mi espejo

¿Serías capaz de romper el espejo? De ver quien eres, ver cada surco que cada lágrima dejó en ti y cada cicatriz de cada vez que tropezaste con las piedras del camino.
Romper el espejo para avanzar sobre el cristal que una vez reflejó tu rostro, para cortarte los pies con los trozos más pequeños, clavandolos en tu talón, como un lastre que cargar durante toda tu vida. Para sangrar los recuerdos de una guerra pérdida, de una bala en el aire, un contínuo lamento.
Observarte en el espejo para entender que fuiste valiente porque nunca nadie fue capaz de hacerlo, de mirarse y entender que realmente no eres quien quisiste ser, pero a la vez siendo mejor, mas grande, mas valiente.
Tocarte la mejilla justo ahí,  como si de una brújula se tratase, donde siempre estuvo la mano señalada, donde el rojo sangre formaba parte de tu ser, tocarte la mejilla para volver a encontrar el rumbo.
A ti, que secas tus lágrimas para que el sol brille más fuerte, para que las nubes no tapen el cielo y el techo no te impida volar. Marinera de cristales, capitana de mi espejo, que todos oigan tu silencio.
Ni una más 016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada